FREDERIC BLAIMONT (1949) / PIDO PERDÓN

  • En la obra del francés BLAIMONT la observación atenta encamina su inspiración plástica. Porque en esa observación se contiene una realidad que su virtuoso concepto del dibujo plasma desde una dimensión inventada.
  • Los retratos de suave cromatismo de sus personajes vulgares y corrientes es su ideario de la vida, en virtud de la cual deberíamos contemplarnos como él nos propone.
  • Sin olvidarnos de la dosis de humor que deposita en el soporte, su empresa consiste en ejecutar las antinomias del cuento del yo que diariamente nos narramos, la distorsión de un sino que nos persigue desde nuestro nacimiento.
  • Llena de agua la parte blanda de mi boca
  • se entierra en la tierra,
  • fingiendo con los labios no estar loca.

(Tomás Martínez)

Anuncios

ALBRECHT SCHONERSTEDT / NO HE TENIDO NINGÚN DESENCUENTRO

  • Diseñamos la historia de la vieja estética y ahora sus patrones son diferentes, porque nos volcamos en el encuentro de otras efigies e iconos que nos inspiren una mayor virtud.
  • Eso es lo que hace el francés SCHONERSTEDT para pensarse a sí mismo, expresarse y conjurarse con el espectador hasta que haya un acuerdo respecto a la maravillosa beldad esculpida.
  • Tampoco le falta cierto humor ni parodia, mas la realidad de sus obras concierta asombro y similitud, reflexión e ironía, rito y evocación, sensación y sentimiento.
  • Que la vida es otra cosa.
  • Un espejo sin reflejo
  • y sin cuarto, ni rincón.

(Tomás Martínez)

AVERY PALMER / SEGUIMOS SIN DESPERTAR

  • La mente siempre será un cosmos indescifrable, lo que en el terreno artístico conduce a que el autor no renuncie a pasarse de vez en cuando por él con tal de extraerle una visión que le allane el camino.
  • Tantos ojos, miradas, seres enteros o dislocados, colores turbios en los que la luz está de huelga, paisajes que no cuentan nada, onirismo que no peca de salvajismo, espacios sin tiempo y no excitables quedan divagando.
  • El californiano PALMER, etiquetado de surrealista, produce un repertorio plástico entre el cielo y la tierra a fin de decantarse por uno u otra, lo que espera que suceda cuando la culminación sea simultánea a su marcha con ventarrón.
  • La poca locura que me queda
  • es un vómito
  • que me pienso tragar.

(Tomás Martínez)

KEITH VAUGHAN (1912-1977) / CUANDO DIBUJO O PINTO RECREO LO QUE SOY

Ninth Assembly of Figures (Eldorado Banal) 1976 Keith Vaughan 1912-1977 Purchased 1983 http://www.tate.org.uk/art/work/T03700
  • El pintor usa la pintura, pero de tal manera que los colores no sólo no se desgastan, sino que gracias a él empiezan a lucir. Por eso, remacha Martin Heidegger, la obra, como obra, es en su esencia productora.
  • Con lo que la creación artística es inherente en su existencia a diversos factores, tal como influyen en el trabajo del británico KEITH VAUGHAN, y que van desde la mezcla, la ambigüedad y la tensión, hasta la paradoja y el conflicto.
Cain and Abel 1946 Keith Vaughan 1912-1977 Purchased 2001 http://www.tate.org.uk/art/work/T07696
  • Mi mente
  • ya se clavó sus dos puñales,
  • uno por la noche que termina
  • otro por el día que se esconde.

(Tomás Martínez)

EVELYNE GALINSKI (1950) / MIS FANTASMAS QUIEREN SEGUIR SIÉNDOLO

  • Dos rasgos esenciales del ser-obra de la obra de arte, apuntaba Martin Heidegger, son el poner en pie un mundo y traer aquí la tierra.
  • La francesa GALINSKI, en sus obras escultóricas, trae ese mundo, pero es el de sus fantasmas, aquel que trajina sus sueños, el que la envuelve y le suplica que los haga visibles.
  • Sin embargo, cuando ya están a la luz y ante nosotros, no abren los ojos, porque son como oscuras deidades momificadas a las que únicamente les interesa haber sido creadas y ser arte.
  • Gritos de placer
  • en las paredes sin puertas del infierno.
  • Gritos a la vez, y dos docenas de hombres y mujeres
  • bien hambrientos.

(Tomás Martínez)

ROBERTA BUSATO (1976) / ¡HABLAD!

  • Cabezas que se están formado o simplemente desintegrando, están en ese momento de incertidumbre, de ver o no ver un destino escultórico abierto y pleno.
  • Parecen fisonomías aborígenes conformando unos rasgos anchos, gruesos, con un asomo de identidad. Para la italiana BUSATO son el producto de un tallado entre fantasía y realidad.
  • Probablemente, en este proceso de búsquedas y encuentros trata de configurar unas secuencias del origen, de ciertos enigmas que se encuentran en el interior de las testuces que va perfilando como una sibila contemporánea.
  • Siento el lino en tu verdad.
  • Tinta de vino.
  • ¿Brindamos?
  • Coge tu copa, cierra los ojos
  • que te voy a pintar.

(Tomás Martínez)

BENEDIKT RICHERT (1980) / NO OS QUEDÉIS ASÍ

  • Martin Heidegger indagaba en el enigma hasta creer que daba con él, por eso sostenía que el establecimiento de la verdad en la obra de arte consistía en el traer delante (crear) a un ente tal que antes no era todavía y que después no volverá a ser nunca.
  • Por lo que respecta a la pìntura del alemán RICHERT, se sustenta en un rescate que deje la efigie de lo que no volverá a ser nunca, pero que en el soporte lo será siempre.
  • Son seres que ya no saben donde están, los pigmentos los han desgastado e integrado en un espacio irreal, entre el vacío, con el que sueñan, y la tierra. Quizás poseen un pensamiento en el que va penetrando la osamenta en que se convertirá su mohoso cuerpo, y con él la ciénaga de su misterio.
  • El pecado es un compás a dos tiempos
  • caminando en finas cuerdas de cristal
  • y con la boca muy abierta.

(Tomás Martínez)