EL DEMONIO Y EL INFORMALISMO

García-Viñó, en su libro “Pintura española neofigurativa”, editado en 1.968, arremete cruelmente contra el informalismo por considerarlo un ejemplo de antiorden, antiarmonía, anticreación y destrucción. Es un arte sin misterio y sin misterio no hay arte posible, dice. Es un puro juego de formas sin espíritu. No son obras de arte sino objetos estéticos. YSigue leyendo “EL DEMONIO Y EL INFORMALISMO”

Tu voto: