ARMANDO MARIÑO (1968) / UNA REALIDAD QUE DEMANDA EL COLOR

  • Las infinitas posibilidades irreductibles del mundo visual tienen en en el cubano MARIÑO y su concepción de color el sentido de la realidad de su entorno, de su tierra, del infortunio de los que la pueblan. Habla generosamente por sí mismo al describirla, exaltando las carencias, contrarrestando ausencias, vicisitudes y olvido.
    • Y el contexto, si es figurativo, configura momentos presentes en los que la luz penetra y capta la mirada; y si es abstracto, sondea atmósferas, cielos, ámbitos de sentimientos que despiden reflejos y señales policromas en sintonía caótica pero armoniosa. Es una selva interior de esperanzas y frustraciones, de memorias épicas y amargas luchas.
      • Se trata de una pintura vivencial con vislumbres de jungla, cuyo lenguaje nace de una verdad vivida a partir de intuiciones plásticas que sintonizan con la eficacia requerida la evocación con su historia cargada de presencia y visibilidad. Y aunque no carece de cierta dramaturgia de la desventura, enriquece e ilumina una forma de existencia.

        • La mulata avanza sigilosa por El Malecón y al llegar a nuestra altura, la de mi amigo Humberto y mía, musita un ya es hora de que vuestro tiempo me pertenezca. Y nos fuimos detrás de ella aunque nos condujese a un muladar y en éste estuviese aquél esperándonos para darnos la extremaunción. La confesión ahora la llevábamos delante y a cuestas.

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Un comentario en “ARMANDO MARIÑO (1968) / UNA REALIDAD QUE DEMANDA EL COLOR

  1. Muy bonitos los tonos que le da este artista a sus obras.La obra de la barca, o balsa tiene una luz mágica, la magia de poder salir haciendo el menor ruido posible para llegar hasta un mundo mejor. El hechizo de la noche que se alía con las personas de piel tostada y va dejando estelas de penuria, estrecheces que quedan atrás, y abriendo nuevas esperanzas, y un futuro mejor. Esta obra transmite mucho silencio, inquietud, desamparo en la noche, a la vez que transmite ilusiones, sueños por tener y dar una vida mejor a quienes carece de lo fundamental para poder vivir en libertad.El autor habla mediantes los pinceles y el color. El coche con pies es fantástico. Está rodeado de naranja que puede significa un atardecer, el color del fuego, un otoño, el sol,… y pequeñas manchas verdes de esperanza. Aquí además el autor de la obra lo ha mezclado con un tono pastel. El rosita es un color emocionalmente relajado, cariñoso, sensible. Por esto esta obra transmite por un lado la modernidad del coche, que junto con la gama de colores hace que sea una obra fresca y actual. Y por otro lado los pies descalzos de los hombres de color chocolate. El autor combina lo moderno que es el progreso, con los pies descalzos que son la jungla, lo nativo, lo indígena. Saludos y gracias por poner las obras y tus criticas, así aprendo y conozco cosas nuevas.

    Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: