Mes: febrero 2013

JEAN DEGOTTEX (1918-1988) / ENTRE EXHALACIONES

deg La abstracción lírica es el reflejo de un éxtasis, una forma impalpable de muerte misteriosa en un mágico territorio. Su purificación, tan oriental, tan mínima, apenas es un murmullo visual, el vuelo de una llama, un color que se desangra en chorro o la luz de una piel bajo la espuma.
degottex__ecriture_noire_serie_rouge_1963-4-1
Para el francés DEGOTTEX su pintura fue la sombra enmascarada de su carne y tristeza, por eso los hilos de la trama se sentían libres en la planicie de la superficie, se desenrollaban sobre un mar de vetas alucinadas, nocturnas o sangrientas. Sus dos manos eran las ciegas.
Degottex_Jean-pensee_de_transition
Esta concepción plástica es fruto de un sentir lo que el color tiene de fruición, apostura y elegancia. Pero al mismo tiempo es el artista el que articula su pasión, le da la impronta de un ser que es poesía del mirar hasta encontrar su verdad dentro de la angostura.
degottex_vide_des_choses_1b761
Pero la pena es la pena,
y este dolor que yo tengo
es pena sola, es peñasco
solitario en su tormento.
(José Luis Cano).

FERNANDO PALACIOS (1976) / FLOTO EN LO QUE VEO

SONY DSC Los códigos pictóricos se mantienen en una constante controversia -ya no sabemos que decir-, tanto en lo que se refiere a sus modalidades presentes como a las que se postulan como futuro. Muchos estereotipos han quedado arrumbados y fuera de lugar, aunque siempre queda el resabio de lo ya hecho o simplemente se barajan unas hipótesis que están con la respuesta aprendida.
pal1 En lo concerniente a la obra del español PALACIOS cabe atribuirle desde ciertos presupuestos teóricos hasta el intercambio de conjeturas, suposiciones y sospechas. Lo que, por el contrario, no corresponde es negar las cualidades intrínsecas de lo que llega a la mirada como una aleación cromática y rugosa, fluida y escarpada a la vez, acrisolada y acendrada, que son paisajes que no nacen en la significación sino que atajan a través del proceso del significado. El hacer visivo ya es por sí mismo la noción y no la causa.
pal2
Concebir desde esas percepciones, en que la materia es transfiguración y aura de la tierra aireada por el transcurso de un tiempo omnipresente, requiere una aptitud transmutadora, un don creativo cuya intuición descansa en la pigmentación serena y contemplativa de una quietud que espera el instante de una nebulosa perenne.
SONY DSC
La memoria del hombre se puebla de fantasmas,
el silencio presagia la lividez hiriente, descarnada, del grito,
y ya no queda espacio donde vagar los sueños, dejados dulcemente al margen de las cosas.
(Ildefonso M. Gil).

PACO ROSSIQUE (1955) / LOS VEO TODOS LOS DÍAS

ross Antes fueron flujos imaginarios vagando por un cosmos tintado y ahora aparecen flotando en una intemporalidad, que es la marca de la duda y del ensueño, que ha de grabarse en nuestra percepción sensorial. Ya tenemos seres que alimentar con la sed de nuestro agobio.
ross1
Pero entonces esos personajes que son reencarnaciones de otra vida y de otros avatares que suceden desde el silencio de lo cotidiano en suspensión, nos proporcionan las visiones sobre las que gravitan memorias, diálogos, enigmas, sacrificios, azares, sentimientos plásticos no extraviados y que esperan nutrirse de la evocación de cada día.
ross2
El canario ROSSIQUE, nacido en Marruecos, destiñe la distinta suerte de los espacios en manchas etéreas que se subordinan a la presencia como aparición súbita, volátil, dinámica, en una efervescencia que nos interroga y nos hace partícipes de unos destinos tan nuestros como los suyos. Se trata, por tanto, de no perderlos y de seguirlos hasta donde nos lleven, al fin y al cabo somos sus iguales para compartir los mismos sinos y misterios.
ross3
Hay una sequedad del alma, hay un regusto de muerte en nuestros labios.
Hablamos aturdidos, sospechando la muerte en el silencio,
o como si quisiéramos envolver en cenizas la brasa renovada de nuestro pensamiento.
(Ildefonso M. Gil).