RACHEL HARRISON (1966) / NO HAY QUIEN SE META CONMIGO

rachelCeñirse a los espejos y sus reflejos ya no queda bien y es además insuficiente. Hay que acudir al hallazgo de transmutaciones que den con el acierto de encontrar la sorpresa. Son válidos hasta los tinglados, los artilugios, los disfraces, las apariencias y las artimañas.
Rachel_Harrison3
Lo variopinto, lo extraño, la parodia, lo irónico, todo ello envuelto de manera deslumbrante y resplandeciente, forma un conjunto de elementos decorados situados en contextos y en ambientes que como espectadores exploramos sin ninguna creencia previa.
Rachel_Harrison41
Respecto a lo cual la obra de la norteamericana HARRISON opera como una promotora de parque temático, prometiendo desconciertos de retóricos jolgorios y francachelas.
RacHlincoln
No está mal
este yo fundamental,
contingente y libre, a ratos,
creativo, original;
este yo que vive y siente
dentro la carne mortal
¡ay! para saltar impaciente
las bardas de su corral.
(Antonio Machado)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.