Mes: marzo 2015

MARSDEN HARTLEY (1877-1943) / SIEMPRE ANDUVE MUY SOLO

mars1 Si la obra surge siempre de la experiencia original del artista, en el caso del norteamericano HARTLEY tiene gran amplitud porque se hizo partícipe de todas las semánticas de su tiempo. Él consideraba la percepción como una acción, en lo cual no andaba nada descaminado.
marsd
Tanto su concepción de la forma, como del espacio, como de la estructura plástica, además de determinarse mutuamente, los somete a juegos de temáticas y colores supuestamente autóctonos, configurados en tamaños que exigen un equilibrio sin simetría.
marsden-hartley-christ-held-by-half-naked-men
Ha volcado en sus obras tanto sus preocupaciones formales como sus orígenes, sus reflexiones antropocéntricas como sus creencias, lo que al final confluye en lo que se denominó “regionalismo”, una especie de recuperación de una matriz vernácula.
marsden-hartley-sustained-comedy
Porque también deseamos
descansar. Porque nos pesa
el vivir, como una mole
de piedra.
(Carlos Bousoño)

IVANA DE VIVANCO (1989) / ¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

Ivana de Vivanco (Montaje) Encerrados y componiendo un tejido existencial que ha quedado con el gesto roto. Habitaciones en las que casi no cabemos y que nos definen solos aunque estemos unidos. Estamos inmovilizados porque no sabemos qué hacer, ni siquiera si somos maniquíes o meros comparsas de una obra agotada.
Ivana-de-Vivanco_Girls-Choir_Oil-on-canvas-275x190-cm_201211-1024x7191
La chilena, nacida en Lisboa, DE VIVANCO traslada a la superficie experiencias, dramaturgias, significados de su vida y época. Colores pesados hasta en los mismos personajes de piel clara, sentimientos cerrados desde símbolos de la vejez hasta de la infancia. Como si estuviesen ya condenados a ser así para un tránsito tan efímero. Solamente queda su huella pictórica.
Ivana-de-Vivanco1-1024x825
Por eso, como dijo aquel autor, el arte es una de las formas en las que el hombre reordena sus vivencias, reflexiona sobre ellas y se las representa a sí mismo, intentando fijar el perpetuo flujo y movimiento de la vida, de manera que la experiencia humana pueda desprenderse de ella en el objeto estético, en su perfección y consumación final.
Ivana-de-Vivanco-Narcissus-1024x705
Con la honda mirada
un día contemplaste
tu honda pasión de ser
en vida perdurable.
(Carlos Bousoño)

JOSÉ PEDRO GODOY (1985) / EL ELÍSEO

jpgo No se les ocurra negarse, extirparse o cerrarse a experiencias íntimas como las que propone el chileno GODOY. Busquen la forma de sintonizar estrechamente con estas obras.
jpgod
Desde el momento en que toda vivencia visual es dinámica y el acto de concepción del artista es un instrumento de la vida, estos edenes apolíneos trascienden lo blasfemo, lo impío, el prejuicio constante, la simiente integrista, la apología de lo prohibido.
JPGODOY
El preciosismo manierista, el homoerotismo, el hedonismo tanto en su vertiente plástica como en la simbolizada, muestran que hay momentos estéticos que dotan a la existencia de un nuevo significado, y este nuevo significado intensifica la vida con otros momentos estéticos.
JPGODOY-463x600
¡España en luz, España de la muerte
y de la luz! Insolación. Luz. Patria.
(Carlos Bousoño)

GUILLEM JUAN (1981) / ARQUITECTURA QUE GUARDA OTRA ARQUITECTURA

gui Se accede a una proyección en la que la línea moldea el signo de un hábitat diferente, que, como una manifestación plástica idealizada en una planificación imposible, desvela, como en las mejores manifestaciones artísticas, un sortilegio de significaciones que hasta entonces eran invisibles.
gui1
Arte y técnica inseparables, dándose espacios y ámbitos distintos y a la vez mutuos, casi una simbiosis que suscita al hombre dentro a pesar de no verlo, pero sí intuirlo. Se abren puertas y laberintos infinitos. No necesitamos salidas sino refugios.
gui2
Inteligente percepción que gira sobre sí misma para hacernos partícipes de una transparencia, de unos modelos, de unas ideas que parecen encerrarnos cuando en realidad nos están liberando.
guillem_juan_sancho
El pasó. Cuerpo sin brío,
dolor. La sombra se adensa.
Nadie ya…Noche suspensa.
Quieto el horizonte frío.
(Carlos Bousoño)

JESÚS PELEGRÍ (1975) / NO NOS OLVIDAN

jes Especies marinas momificadas, como grabadas en piedra en el fondo de los abismos. Se han quedado allí para recordarnos y que les recordemos, aunque sea a través de sus cortezas, sus texturas como costras, su inmovilidad alada, su cuerpo escamoso.
jes1
No es un simple imaginario, y no lo es porque revela una alegoría oculta, ambigua, que el catalán PELEGRÍ se encarga de enriquecerla pero escondiéndola. Vemos un signo de la creación misma, del estrecho vínculo que une toda una cosmovisión, su tiempo inmemorial y un destino inconmensurable.
jes3
Por eso señala Lewis Mumford que el arte se convierte en vehículo para la transmisión de una multitud de valores fundados y de significados que brotan de los más íntimo del yo individual. Y añado también lo del yo colectivo.
jes5
Los bosques desaparecidos entonan
un himno inmenso y triste, y muertos cielos cantan,
y la luz y los vientos mortales también dejan
su infinita queja nostálgica.
(Carlos Bousoño)

EDWIN ROJAS (1957) / LOS ENTIENDO COMO A MÍ MISMO

edDecía Lewis Mumford que el arte depende de un rasgo exclusivo del hombre: la capacidad de simbolizar, entendiendo que dentro de ella está justamente la ficción que se encuentra en la obra y que es la que nos fascina.
edw
En la pintura del chileno ROJAS todo es una recreación imaginaria, tanto la figuración de una fantasía estilizada como la brillante partitura cromática, que sin esas huellas, que son el movimiento mismo de la vida, quedarían carentes de significado y misterio.
edwi
Incluso esa pátina infantil, ese vocabulario, que desprende su plástica nos introduce, como espectadores, en una acentuación de la visión de una realidad que calca su escenografía de una poesía que siempre está presente, lo mismo en lo sensorial que en el mundo de lo iluso.
edwin
El viento del otoño sopla.
Adolescente aún, oigo su música oscura.
Habla su voz como la boca de un muerto,
y yo atónito escucho.
Tal vez van en el viento los muertos invisibles,
los muertos centelleantes.
¡Oh, qué triste es el viento del otoño dorado!
(Carlos Bousoño)

ELIZAM ESCOBAR (1948) / POR MÁS QUE ME ENCIERREN SIGO IGUAL O MEJOR

eliz El puertorriqueño ESCOBAR, exprisionero político, tuvo claro que el conocimiento artístico no puede ser traducido en otro género de conocimiento, aunque sea un principio incumplido por una tendencia a juzgar en términos filosóficos o políticos (¿es evitable?).
eliz1
Lo que hay que hacer es pedir una comunicación silenciosa y una colaboración crítica entre la obra y el espectador a la hora de otorgarle un significado. En este caso concreto el imaginario plástico, enarbola, una vez introducido en él, plenas dosis de fantasía, concentración, reflexión y visión.
eliz2
Su pintura, de figuración rutilante o ceremoniosa, maquina la versión pletórica de unas realidades que tiene ya su superficie y claustro para caminar por ellos, en donde interrogarlas y darles la dimensión adecuada. Son resoluciones en las que lo importante no es el partir sino el llegar y ocupar y compartir asiento.
elizam
Ya no devuelve primaveras
quien contempló la ciega muerte.
(Carlos Bousoño)

RAFAEL PIEDEHIERRO HOLGUERA (1948) / YA NO HAY VERDADERAS IDENTIDADES

raf El extremeño PIEDEHIERRO, con el que sigo manteniendo una deuda impagable, me remite a Emile Zola cuando escribe aquello de que está en contra de las escuelas, porque estoy a favor de la verdad humana (…) La palabra arte me disgusta. Lleva consigo quién sabe qué ideas de normas obligatorias, de ideales absolutos (…) Quiero que el artista cree vida.
raf1
Estas esculturas de RAFAEL son su forma y expresión de proclamarlo, aunque tales iconos son el símbolo de una humanidad que se cubre, se diseca, ejecuta su propio viacrucis para no verse y llegar a la tumba, lo quiera o no, oculta.
raf2
¿Qué es lo que la envuelve? El vacío de sus mitos desechados y desdeñados. No obstante, es posible que también estas efigies tengan un significado ambivalente, por cuanto son ofician como clones adorados que tienen la misión de garantizar esa perpetuidad que todavía, para nuestra desesperación, no hemos inventado. Por tanto, él, el autor, siempre hace que el arte tenga un poder de conocimiento propio.
raf3
El viento sabe. Vieja tierra sabe.
Muertos le han dado su tesoro.
Por la tierra y el viento muertos hablan.
Así mañana hemos de hablar nosotros.
(Carlos Bousoño)

JOSÉ RINCÓN MORA (1939) / CUANDO APARECEN ACABAN SIENDO

jos Schlegel siempre mantuvo que el mundo no es un ejemplo de aritmética, sino que estaba lleno de secretos y misterios que no se entendían mediante la razón y que sólo podían comprenderse como una armonía de experiencias que únicamente se abrían a los sentimientos.
jos1
En el dominicano RINCÓN las visiones vernáculas son las apariciones y vivencias que él confía al exterior desde su voz interior (Caspar David Friedrich), porque sus pensamientos están habitados por seres imaginarios, veteados en la piedra y que son imposibles, casi inexistentes, si no fuese porque se trasladan de lo recóndito al exterior, transformándose en imágenes cruzando una frontera.
jos2
Son obras intuitivas fruto de la pasión y la imaginación, producto de un origen desde lo remoto, o la configuración de unos autorretratos que son también máscaras, como decía Francis Bacon. Y si no lo son todavía llegarán a serlo ya que lo que les sobra es tiempo.
jos3
Sin esperanza, entre la luz del día,
mi voz te llama en su tristeza.
(Carlos Bousoño)

LETICIA SÁNCHEZ (1985) / NADA ES LO QUE PARECE

let La cubana LETICIA le lleva la contraria a Jean Grenier, cuando, en su Espíritu de la Pintura Contemporánea, señala que el amor hacia la forma humana, por su significación misma, ha desaparecido del arte. Para esta artista es evidente que no, pero también es evidente que el valor cromático con el que establece su paradigma no es el habitual caribeño.
let1
Por el contrario su imaginario es esa relación que se establece entre los fenómenos más misteriosos de la vida y los de la creación estética. Es, por tanto, un juego cabalístico entre fantasmas y escenarios, entre espacios y negruras, entre lo que imagina y lo que se deposita en el lienzo.
letic
También en su obra se adivina esa búsqueda de respuestas a unos interrogantes que ella misma sabe expresar plásticamente pero sin formular un discurso que les dé los consabidos cauces, fáciles de entender mas no de sentir y aprehender. Una permanente reflexión sobre lo que debía ser clarividente y no lo es, aunque en esa hipótesis siempre sale ganando el proceso de su hacer y obrar.
leticia
Yo como tú creí en la luz, y ahora
niego que exista luz entre nosotros.
Existe muerte. Luz es fantasma.
Existe muerte y abandono.
(Carlos Bousoño)