Mes: febrero 2016

ÁLVARO SOLER ARPA (1974) / NUESTRA SIGUIENTE ETAPA MALDITA

alv

  • ¿Es una terrorífica vuelta atrás? ¿Una regresión producto de un holocausto nuclear? ¿Por qué tenemos que temer estas figuras infernales cuando se presentan ante nuestra vista?  

alvaro_soler_arpa_7007

  • No son ready-made basados en la indiferencia visual y, al mismo tiempo, en la ausencia de buen o mal gusto, tal como pretendía Marcel Duchamp.  No, se trata de bichos perfectamente concebidos y configurados por el catalán SOLER que vaticinan, que con profética maldición avisan tanto como atentan contra la mirada.  

Alvaro-soler_5

  • No obstante, su dramatismo fatídico, para ser más eficaz, se manifiesta con la fuerza de una plasticidad que los convierte en precursores de otra identidad biomórfica y animal que ha sobrevivido con la carga de la abominación a cuestas.   

Alvaro-soler_6

Los investigadores del Urban Observatory de Naciones Unidas advierten que en 2020 la pobreza urbana podría afectar al 45 o el 50 por 100 de la población urbana total (Mike Davis).

Anuncios

LUIS BREA (1962) / COMPATIBILIDADES VISUALES

luis

  • La idea conceptual para el madrileño BREA es fundamental. De ahí esa reflexión previa que al final hace encajar todas las piezas, revitalizar la materia y conseguir un gozo de las vibraciones lumínicas, de su ensamblaje. 

luis1

  • Esta especie de pintoesculturas, a caballo entre una resolución neoplasticista y otra constructivista, tiene de singular la sensación que transmiten, la sabiduría de su collage específico, el sentido estructural y organizativo, el foco de irradiación que producen.

luis2

  • Nos sorprende la cualidad implícita creadora en unos materiales que podrían ser anodinos tomados individualmente, pero que en su integración son fuente de segregación de hitos visuales. 

luis6

  •  Son obras de derroche plástico que evitan sutilmente el decorativismo por encarnar una visión artística que toma en cuenta los valores básicos que exige una producción como la suya.  

luis9

Los programas de ajuste estructural, el protocolo por el que los países deudores cedían su independencia económica la FMI Y al Banco Mundial, exigen una reducción del gasto público que incluye el recorte del gasto en salud, pero no de los gastos militares (Women´s Global for Reproductive Rights)

ALBERTO REGUERA (1961) / EL AURA DE LA PINTURA

alb

  • Después de tantos años de haber contemplado y absorbido la obra del segoviano REGUERA, uno de nuestros más grandes artistas internacionales, siempre llegaba a la conclusión de que había un punto de no retorno.

alb4

  • Pero me engañaba y nos engañaba, por cuanto sí lo había, simplemente era que su pintura seguía viva, que todavía no lo había hecho todo, que sus superficies pictóricas absorbían, y absorbían algo completamente nuevo.

alb6

  • Y dando un paso más, hemos de pensar que esta liberación cromática de las ataduras que la maniataban es una fuerza instintiva autónoma que se difunde y propaga, que no acepta el hecho mortífero ni el lado mortal destructivo,  significando además que abarca espacios y extensiones que parecen la metaforización de un ciclo cósmico.   

alb7

  • También otra manera compatible de enfocar sus dimensiones es la contemplación de su práctica plástica como la visión que siendo furiosamente expresiva denota una reflexión sosegada,  muy laboriosa, consustancial a un sistema de valores que tienen en el imaginario artístico un modo de ser y operar.     

Alberto_Reguera

  • La producción de ALBERTO, en definitiva, es el signo de una aventura que ha empezado y no tiene límite para acabar, que incita y desafía, que en su escritura tan única y vibrante mantiene por una parte la savia de una emoción e introspección, y por otra se abre sociable y comunicativa en aras de una constelación de más improntas y caminos   

alb9

  • Por último, todo lo precedente es una pobre aproximación a la visita al museo Esteban Vicente de Segovia  a partir del día 4 del presente mes, momento en el cual podrán comprobar por sí mismos la sabiduría de un hacer taumatúrgico.