NANCY GROSSMAN (1940) / HOMÍNIDOS

La estadounidense GROSSMAN tiene una idea muy concreta y plástica del hombre: su falta rotunda de humanidad, tanto como para al final  ser un homído de cabeza de piel de cremallera o, en un grado más allá, unas piezas de chatarra tomadas de una escombrera.  Indudablemente son esculturas e instalaciones fulminantes, estrepitosas y transgresoras, loSigue leyendo «NANCY GROSSMAN (1940) / HOMÍNIDOS»

Tu voto:

ALEX GROSS (1968) / INSOLENCIAS APARTE

Nuestra sociedad global, especialmente la occidental, genera los suficientes modelos convencionales absurdos como para que sean desmontados paródicamente con la más elocuente carga satírica e irreverente.  El estadounidense GROSS, con una certera propuesta figurativa y perceptiva, donde el color adquiere registros y tonalidades apropiados de las mejores en entelequias, es un ejemplo contracultural y unSigue leyendo «ALEX GROSS (1968) / INSOLENCIAS APARTE»

Tu voto:

CELIA PAUL (1959) / PENSAR EN EL DOLOR QUE LLEVA A LA MUERTE

No valen ya los tópicos de la belleza que no tienen significado más allá de sí mismos, ni los deleites sensuales y eróticos añadidos, ni los estilismos contemporáneos de quita y pon. Lo que es válido está fuertemente enraizado en la tierra, en la superficie, en el suceso de la existencia, en su transcurso.  EstosSigue leyendo «CELIA PAUL (1959) / PENSAR EN EL DOLOR QUE LLEVA A LA MUERTE»

Tu voto:

JANE CORRIGAN (1980) / NO ACOSÉIS SI NO HE SIDO

La canadiense CORRIGAN pinta su historia como si fuese un sueño permanentemente en acoso, no le hace dar muchas señales ni que los espacios y superficies sean perfectos. Al contrario, hay que dejar que sean como cuentos pero extremos en su fealdad.    Las pinceladas tirando a oscuro, sin moldear, empastadas, imprecisas, perfilando a susSigue leyendo «JANE CORRIGAN (1980) / NO ACOSÉIS SI NO HE SIDO»

Tu voto:

CALVIN MARCUS (1988) / ORGANIZAROS SIN MÍ

¿De qué demonios va esto? ¿Parodias, crítica, denuncia, irrisión sobre todo lo habido y por haber? No cabe duda que el lenguaje del estadounidense  MARCUS es bronco pero también divertido. En un mundo militarizado y bélico aparecen estos monstruos engreídos capaces de sacrificar a su madre con tal de llevarse la pírrica gloria del infiernoSigue leyendo «CALVIN MARCUS (1988) / ORGANIZAROS SIN MÍ»

Tu voto: