YUHSIN U CHANG (1980) / NADIE LO CREERÍA

  • Ante la forma visual, concreta, inmediata, no razonamos, pero sí soltamos la imaginación, que es así como se puede encontrar lo oculto aunque no se muestre. La creación artística se mueve entre la luz y la oscuridad, entre lo que es evidente y no lo es, entre el agua cristalina y el agua turbia, por eso nunca alcanza la perfección.

yu1yu

  • En la obra del taiwanés CHANG hay conformidad entre la forma y el significado, entre su materialización y el mensaje, entre la muerte -el polvo, el desecho, lo vegetal, la filosofía de la basura de la que habla Dagognet- y la vida.

yu2

  • Y así la luz vuelve a la oscuridad, que es su lugar de procedencia, para que el hacer artístico vuelva de nuevo a su alumbramiento, tal y como planteaba Heidegger, que es la alegoría que se encuadra en estas instalaciones/esculturas de este artista.

Sí, eso debe querer decir Max Scheler cuando señala al hombre como el único viviente no adaptado perfectamente a ningún medio (María Zambrano).  

 

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: