CONRAD FELIXMÜLLER (1897-1977) / LO ENTREGO A FONDO PERDIDO

Vivencias Plásticas

La Nueva Objetividad alemana no pretendía ser un libro abierto, tampoco un misal de convento, ni siquiera un salmo pintado de suma y sigue. Abogaba por un discurso que explicaba visualmente que, al igual que hoy con tanta crisis y desmesura, no había nada que entender.
El que sepa ver lo verá, el que sepa mirar lo encontrará y el que sepa observar se hará con el retrato y la rabia del verso.
Por el alemán FELIXMÜLLER pasaron todos los prospectos de unas imágenes que no caminaban solas, pues en medio de la ruina y dolor de esa época se levantaban acompañadas, conectadas entre el ser y la nada, entre el fondo y la forma, entre la voluntad y el vacío.
Al hilo de esas atmósferas y ambientes, se perciben los humanos a sí mismos, exhumando laureles de exterminio y miradas de estupor, sopesando lo que se habla y nunca…

Ver la entrada original 73 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s