JEFF MUHS (1966) / ¡QUÉ FRIALDAD!

ESPACIO DE VIVENCIAS PLÁSTICAS

jeff

  • Escribe Salabert que “el arte contemporáneo se vuelve tan inseguro de sí mismo que buena parte de sus productos precisan de la compañía de algún tipo de especulación teórico-descriptiva, sea por parte del propio artista con el programa-catálogo de la exposición, sea del comisario o del apologista”.

jeff1

  • En el caso del americano MUHS el ingenio le sobra y le rebasa. Su pintura no tiene nada que ver con su escultura y en el supuesto de esta obra menos, pues por encima de lo duro y pétreo femenino está el símbolo de lo blando y erótico. Por ahí se puede seguir una digresión sin final. No obstante, en el terreno formal estamos ante la presencia de una plástica horrorosa por mucho que nos invite a ser seducidos. 

jeff-muhs-going-nowhere-fast

  • Pero es que ese milagro de las curvas femeninas susceptibles de atraer estética y lúdicamente no nos las creemos, ni tampoco que esos caprichosos…

Ver la entrada original 48 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.