ELLEN DE MEIJER (1955) / DÉJALOS QUE SE VAYAN

La holandesa DE MEIJER nos ha captado en toda nuestra incapacidad como seres congelados en el tiempo y no como esos Narcisos de los que decía Leon Battista Alberti que, después de ver sus rostros reflejados en la superficie del agua, habían sido los verdaderos inventores de la pintura.    
Aunque Oscar Wilde, con su mala leche acostumbrada, adujo que cualquier retrato pintado con sentimiento lo es del artista, no del modelo. No obstante, quizás en estas obras tal sinceridad no tiene más motivo que una desesperación ante el horror que no cesa.   
Ayer putas, hoy comadres.  

N

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: