MAX LEIVA (1966) / TENÉIS QUE AGUANTAR

  • Están atrapados y su opción es el abismo. Por eso encajan en la que se conoce como una de las funciones del arte: la de crear y provocar turbulencias, en este caso amenazantes para una humanidad que sin darse cuenta se encuentra frente a frente al despeñadero. 
  • De eso debe saber mucho el guatemalteco LEIVA, porque sus esculturas esquematizan un espacio mínimo para unas figuras que apenas se sostienen en él. La convicción sobre un grupo que se aferra a una salida que no existe.
  • Se trata de una alegoría desnuda acerca del extravío, de la soledad compartida, del miedo simultaneado, del fin entrevisto, de la angustia callada.
  • Arrojaron sus cuerpos desde el cielo,
  • borraron cada nombre, pero es todo
  • un arma la memoria de los mares.
  • (Carlos Schilling) 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.