Mes: marzo 2019

PIERRE SGAMMA (1961) / NO HABLÉIS CON EXTRAÑOS

  • Los artistas son depositarios de una misión universal por la que deben alumbrar un universo autónomo, susceptible de establecer innumerables puentes de ida y vuelta hacia las distintas facetas de la realidad y la imaginación.
  • Ese es el punto de partida que ha adoptado el argelino SGAMMA para emprender una obra que a partir de ahora tiene santo y seña, realidad visionaria y fulminante.
  • No se trata de una revisión estética que cubra un ángulo determinado o varios, ni mucho menos, se trata de un romanticismo de alas nuevas, de augures y soñadores espiritistas, de fantasías calumniadoras y ácratas, de jueces puros y sin solvencia alguna.
  • He oído cantar
  • al extraño futuro
  • en las olas oscuras del mar.

(Tomás Martínez)

Anuncios

JOSÉ LUIS LÓPEZ MORAL / NO PUEDO QUEDARME CIEGO

  • JOSÉ LUIS GARCÍA MORAL, en su práctica, adopta y emplea la visión de un ojo interior, el cual le dice que no debe tomar meramente lo que ve ante sí. Lo mental juega un papel fundamental en su labor de preparación previa, en el convencimiento de ser guiado por una introspección intuitiva.
  • Si bien coincide con FRIEDRICH y demás afines en el tratamiento plástico del paisaje, aunque ajustado y puesto al día, no considera en su integridad el culto romántico de la naturaleza y su trascendencia, sino que se adscribe a un sentido alegórico de supervivencia y al mismo tiempo una exaltación de lo creado en su dimensión más sombría.
  • Si FRIEDRICH era un místico que entendía que la divinidad estaba en todas partes, JOSÉ LUIS plantea su trabajo creativo desde la presencia manifiesta de una naturaleza y de una civilización que lo mismo son metamorfosis que símbolos.
  • No añade nada que no esté afuera, en el exterior, con la excepción de una atmósfera expansiva que se desliza por todo el soporte. Mas esa encarnadura genera toda una poética interna, cuya significación se encuadra en lo ya señalado anteriormente y que se decanta por una lección estética del espacio y del tiempo.
  • Declaraciones con sangre, ruinas, tierras de cuneta.
  • Cera caliente derramada
  • por una cuchara y dentro de mis ojos.
  • (Tomás Martínez)

LUCIO D. SÁNCHEZ C. / ÉSTE ES SU AUTÉNTICO DESTINO

  • El joven peruano LUCIO toma lo telúrico como un emblema, como una simbolización de la naturaleza en su vertiente plástica, invocándola y celebrando con ello la fusión de cosmos y arte. 
  • En su espacio interior gravita la definición de la idea sin dejar que ella se le imponga. Y en su espacio exterior la práctica como plasmación física de la utilización de sus recursos según esa introspección creadora, pero afianzando tal concreción con las sensaciones e intuiciones que van tomando cuerpo.  
  • Por eso los resultados pictóricos provocan un impacto en la atención de la mirada, que se ve asaltada por una profusión cromática de gran carnalidad y de una texturización que registra una orografía palpitante.
  • Son acantilados que marcan un destino, en primer lugar el suyo como una evolución planetaria, y en segundo lugar el de la humanidad como un asentamiento dentro de la misma, a la que el autor conjura para que no prosiga la segregación. 
  • No es fruto de una concepción informalista que cuestione o transforme, sino de un traslado directo desde una realidad material que posee un don mágico y espiritual manifiesto, el cual le ha impreso la identidad viva y lírica que ocultaba.
  • Tanto aullido y tan vacíos,
  • y tantas cuevas….nacidas de sus propios ecos.
  • (Tomás Martínez)  

ARTMADRID19 / CONTINUIDAD Y RENOVACIÓN

  • De nuevo nos encontramos un año más con una edición de ARTMADRID, lo que permite al espectador concentrarse en los aspectos afectivos-simbólicos que entraña un repertorio visual, que sin romper la continuidad de lo contemporáneo deja ciertas pistas de cara al futuro.
SONY DSC
  • Con independencia de las diferentes dimensiones y planos de creatividad de las obras exhibidas, sí es cierto que un cúmulo de sensaciones, percepciones, sentimientos y emociones abren perspectivas sobre las que decantar la mirada.
  • Y también es cierto que muchas de estas manifestaciones artísticas desaparecerán a lo largo de los años, y quedarán, resistirán y se perpetuarán las que se consideren nucleares. El resto, que al final caerán en el saco gratuito de lo superficial, no sabemos donde acabarán.
  • Pero mientras tanto, y a través de esta Feria, podremos sentar y sentir la abstracción, el color, el gesto, la geometría, el espacio, la originalidad, la extrañeza, la innovación, los distintos universos y realidades autónomos y personales, el ingenio, la magia y el mito.