ALBERTO REGUERA / ¿DONDE PONGO EL LÍMITE?

  • El segoviano REGUERA, viajero perpetuo, iluminó esta vez con su pintura expansiva el Instituto Cervantes de Lisboa en un acto realizado el 16 de mayo. Los estallidos cromáticos emprendieron su camino por las paredes y de forma espontánea crearon su propia sinfonía visual. Podemos ver su origen, difícilmente su final.
  • En este hacer plástico en el que está enfrascado el autor, la búsqueda de nebulosas, brumas y atmósferas, son esos paisajes cubiertos de texturas, de capas geológicas, de pigmentos ígneos, que conforman una niebla, de la cual Caspar David Friedrich, decía que daba a la obra mayor sublimidad, elevando y ampliando con ello la imaginación.
  • Esas nubes que pueden contemplarse en la galería lisboeta Sao Mamede, constituyen, pues, la química expresiva y depurada de un gran talento, cuyo trabajo pictórico desencadena un magma de sensaciones, visiones profundas y sueños que acaban viviendo entre nosotros.
  • Mi sed sólo ve mar
  • y mis lágrimas los lagos
  • que sólo lleno al soñar.

(Tomás Martínez)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.