TITO MULK (1980) / EN LA CALLE NO RECIBO ÓRDENES

  • El pintor callejero dispara a diestro y siniestro, máxime cuando se es poseedor de una gran capacidad para el dibujo y para establecer un mundo visual cuyas infectas referencias están a la vuelta de la esquina.
  • Si Cézanne declaró más de una vez que la luz no existe para el pintor, para el francés MULK, que únicamente responde de sí mismo, sólo existe la sombra y la maldición luminosas del suburbio.
  • Lo cierto y verdad es que sus diabólicos trabajos, tan inspirados y descalabrados, dan en la clave y constituyen una liberación para el ejecutor y para el viandante que los ve y se esfuerza en convertirlos en su romance de ciegos y bizcos.
  • Digo esperanza
  • bajo el aliento de una oruga
  • que espera las canas del tiempo
  • y la barba de los siglos.

(Odalys Hernández)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.