PIERRE MONESTIER (1963) / NO DEBERÍAN ESTAR SUELTOS

Mark Rothko lo ha dicho claramente: sin monstruos ni dioses, el arte no puede representar nuestro drama: los momentos profundos del arte expresan esta frustración.
  • La obra del francés MONESTIER, con espacios y figuración muy acompasadamente estrucuturados, se presenta con un dominio cromático perfectamente ajustado al mundo, sobre el que gravita una ficción que nos asombra por su caudal imaginativo.
  • Son criaturas y paisajes entre la verdad y la fantasía que habitan una realidad misteriosa más allá de nuestra coordenadas temporales y mentales. Una plástica y visión, que, partiendo del pasado histórico, nos enseña la construcción de un futuro que nos es imposible porque somos una humanidad limitada y embrutecida.
  • Y has de entregar el valle con sus nieblas,
  • el aire con sus brisas,
  • el río, el odio, el llanto.

(Carlos Bousoño)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .