FRANCISCO GOVÍN (1968) / ¿POR DÓNDE HE CAMINADO?

Vivencias Plásticas

Se ha llegado a decir que la pintura expresiva era reaccionaria en su intención y cómplice en el apoyo a las bases de las élites tanto dentro del arte como de la política. ¿Tantos de estos desatinos son necesarios para tener que volver al sistema de la pintura y abarcar todos los arquetipos con un nuevo significado? Ni tanto ni tan calvo.
Las cosas tienen que tener la claridad suficiente para saber que el espíritu de la pintura (nuevo, viejo, de futuro y de más allá del futuro) hace impensable que la representación de experiencias humanas pueda excluirse alguna vez de ella. Y sin esas connotaciones que no pueden ser que fruto de masturbaciones impotentes.
Y con la obra del cubano GOVÍN esas experiencias son nuestros caminos de sombra, nuestras bajadas a esos infiernos metafóricos en que desnudos de alma pero no de tiempo, somos signos de ideogramas en una…

Ver la entrada original 206 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .