Mes: mayo 2020

GERARDO APARICIO (1943) / QUE EL SOL SALGA POR DONDE QUIERA

Vivencias Plásticas

  • El madrileño APARICIO no se entromete en la sujeción de un mensaje determinado, lo rehuye, porque todo su hacer pictórico se fundamenta en un enigma.

  • Su obra, a través de un cromatismo que ya se significa por sí solo, inquiere en la plasmación su sentido, el origen de su conformación, al hilo de un discurso que segrega antinomias por doquier.

  • Al final el enigma es el eje donde ha de colocarse el pensamiento visual, el que el observador aprecia y colige, infiere y refiere, experimenta y entiende.

  • También nosotros queremos estar
  • donde el tiempo dice la palabra umbral,
  • el milenio surge joven de la nieve,
  • el ojo caminero
  • descansa en el propio asombro
  • y cabaña y estrella
  • vecinas son en el azul,
  • como si el camino ya se hubiese recorrido.
  • (Paul Celan)

Ver la entrada original

JUSTO AMABLE GARROTE (1966) / AQUÍ SE ESTÁ BIEN

  • El Robinson del cubano AMABLE ha naufragado en su propia isla porque solamente trata de salir de ella a través de un pensamiento cosmogónico y onírico.
  • Un mar sobre el que volar con sus animales, cultivos, plantas, encierra, dentro de una plástica embrujada y virtuosa, unas sensaciones inauditas, vitales y unos deseos de compartir tales aventuras.
  • Es un balsero que siempre será balsero de un naufragio milenario, porque su condición es la de nómada, la de surcar tiempos y espacios que su creatividad convierte en un sino y en un despertar que no deja de estar mejor dormido para seguir pintando.
  • El viento a la espalda,
  • me adentro a morir
  • en el gran alisio –
  • y sólo entonces vivo.

(Paul Celan)

ARMAND CARDONA TORRANDELL (1928-1995) / LA LOCURA PLASMADA

Vivencias Plásticas

Para el catalán CARDONA la locura era nuestra y él sólo se limitaba a pintarla cuando la lucidez estaba en su momento más álgido. Y entonces la riqueza de un virtuosismo plástico se sucedía al mismo tiempo que fustigaba las cómodas percepciones de lo visual ya visto y conocido.

En el cerebro estaba la clave y el festín, y el hallazgo sobre el que configurar la senda cromática de un dibujo atormentado. Festín porque hay en su interior sueños y pesadillas que delimitan lo exterior. Clave porque la angustia de reflejar ese mundo que lo despoja hace que la obra tome mayores alardes de clarividencia.

Murió con el presentimiento de que en esas formas se contendría la excitación y el arrebato de un destino que nos legó la prodigalidad manifiesta de un quehacer que reúne los estertores del presente con las insinuaciones estéticas del futuro.

Sea o no cuestión de…

Ver la entrada original 54 palabras más

LAURENT PRONEUR (1969) / NO ME GUARDAN RENCOR

  • En estas obras del francés PRONEUR hay un sustrato de culturas, estilos, atavismos y angustias del presente. El ritmo cromático y las texturas son en sí mismos la fuerza y la génesis de la creación.
  • No hay formas ni pigmentos consensuados en este delirio figurativo que se va formando gradualmente, mediante la aplicación de unos valores plásticos que consuman el duelo final.
  • Tampoco hay espacios para un vacío que apacigüe esta extenuación que se percibe como un clamor de la infinita fisonomía espiritual y carnal del hombre. Viviremos con este asombro y esta intensidad.
  • En cada
  • ruido de avión el pensamiento:
  • llega
  • la alarma no falsificada
  • y te hace a ti, al que sigue remando
  • con todas las espadas
  • libre y derecho y fuerte.

(Paul Celan)

CARLOS CORRES (1973) / TOCAN A VIVOS

Vivencias Plásticas

co1 Esas cabezas, estatuarias algunas, aparecen como formas cinceladas vengadoras o victimas boca arriba de sillas boca abajo. Texturizadas, goteantes, manchadas, veladas, no duermen ni viven en paz, marcados por los estigmas de signos y sangre.
cor
Para el español CORRES sondear lo impredecible, hurgar en busca de fantasmas porque ellos son su fiel reflejo de una visión pictórica que cree en el deslumbramiento, con ceguera o sin ceguera, es su pasión, su forma de ser y mostrarse en su quehacer.
cor1
En su enfoque plástico, la tensión es un proceso en constante crecimiento hasta ese final, que es la desnudez de un misterio que vivifica lo configurado como un hecho volcado y despiadado.
corr
No está mal:
cada sabio, su problema,
y cada loco, su tema.
(Antonio Machado).

Ver la entrada original

ALINA SZAPOZNIKOW (1926-1973) / NO PUDE RESISTIR MÁS

  • La polaca SZAPOEZNIKOW sobrevivió al Holocausto, a una tuberculosis y a un cáncer, muriendo a los 47 años casi con todos lo deberes hechos.
  • Éste es el auténtico arte contemporáneo, el que no quiere comprenderse, porque es humano, demasiado humano y nos habla del ser en todas acepciones.
  • Su imaginario visual y plástico está hecho con las tripas y el corazón, con la veta creativa que atraviesa un mundo en descomposición, que se aprehende visivamente y táctilmente en toda su obra, que es excepcional y única.
  • Las invocaciones, todas, liberadas en la bebida,
  • los lamentos combatientes, -liberados en el oir.

Aquí reina la Cadena Ahogada.

(Paul Celan)

OLEG DOU (1983) / ¿QUIENES SON?

Vivencias Plásticas

  • Declaraba Henri Matisse que el papel del artista, como el del estudioso, consiste en penetrar las verdades conocidas tanto por él como por otros, pero verdades que se le aparecen bajo un aspecto nuevo y le permiten comprenderlas en su más profundo significado.

  • Los retratos del ruso DOU, ficticia verdad, es como si fuesen seres que hubiesen pasado por el placer y el drama, por la violencia y el entusiasmo, por la ironía y la broma, y ahora solamente les quedase el silencio.

  • Nos miran fijamente, pero no sabemos qué hacer con su mirada, ni siquiera sabemos de donde proceden esos seres, son como un reverso interno de nosotros mismos que nunca habíamos pensado que estaban ahí y eran un espíritu maquiavélico.

  • Eres luna llena de alquitrán,
  • eres ala delta y alacrán.

(Pancho Varona)

Ver la entrada original

EXORCISMO

Vivencias Plásticas

Para que el malecón no siga cebándose en mi desgracia, he acudido a Kariempemba y él me ha dicho lo que tenía que hacer.
Fui al cementerio desnudo con una vela encendida en la mano izquierda y un vaso de ron en la derecha, llamé a Lukankasi y con él compartí mi súplica. Después maté a un gato negro y bebí su sangre, luego lo descuarticé, y enterré, a excepción de la cabeza, una parte en una loma, otra en el cementerio y la tercera en el tronco de una ceiba.
La cabeza la llevé por la noche al cementerio y la coloqué en una jícara, en la cual puse pitahaya, maní, ajonjolí, miel, algo de vicaria, vino seco y aguardiente.
Al cabo de los siete días en que estuvo oculta en el camposanto, la saqué y me froté los ojos en la pócima y le pedí a Lukankasi una…

Ver la entrada original 74 palabras más

MARNIE WEBER (1959) / ¡A LA CENA!

  • Era la primera convocatoria, después de peste, para revivir la última cena. Acudieron todos y más, muy renovados y con nuevas ansias de ser otros, de haber culminado una transformación que pugnaba por salir afuera y encontrarse de nuevo a sí misma. Nuestra MARNIE WEBER lo ha conseguido y así ya no necesitaremos más operaciones corporales y viscerales. Que la paz y la muerte sea con vosotros.
  • Jaimito le cuenta a la maestra que su padre toca el saxo en un puticlub por las noches y se encarga después de echar a la calle a los clientes que se ponen violentos.
  • La maestra llama al padre de Jaimito y le pide explicaciones.
  • ¿Sabe lo que ocurre? Que resulta muy difícil de explicar a qué me dedico siendo como soy un político.

ISAAC WITKIN (1936-2006) / MI HISTORIA SÓLO TIENDE PUENTES ENTRE LAS FORMAS

Vivencias Plásticas

  • La construcción de estas esculturas del sudafricano Witkin son de ciencia ficción por un lado o de esbozar una forma en sus distintas variantes, que es lo mismo que decir en sus propios pensamientos hilvanados.

  • Dentro de la modernidad la expresión se va depurando en otra dimensión abstracta merced a la idoneidad de los materiales, se les dota por el artista de una consistencia visual y una proyección espacial.

  • Por consiguiente, en estas obras no cabe más ontología que la que ellas se imprimen al final, las cuales se van de unas a otras, se continúan, y se aferran a la tierra o despuntan en convergencias aéreas.

  • Escenas repetidas cada día y cada hora,
  • la muerte me cocina y la vida me devora.
  • Me rindo,
  • me rajo,
  • idos al carajo.
  • (Pancho Varona)

Ver la entrada original