FÉLIX JUAN BORDES (1939) / NUNCA ESTABAN QUIETOS

  • No hay calma en la pintura del canario BORDES, es movimiento en el que deja sus huellas, enfatiza sus genes y orígenes, construye un imaginario explorador de formas que nacen sin un dictado definido.
  • Sobre una superficie plana la orquestación plástica va tejiendo e hilando ecos de emociones, poemas visuales que estallan en campos fértiles de simientes acrobáticas.
  • Así es como esta pululación de vidas, seres y naturalezas que es lo que al final se configura, es dueña de un universo que constantemente se está reproduciendo y adueñando de la visión y su existencia.
  • Más que tú hagas más,
  • amasa.
  • Prospera conmigo.

(Paul Celan)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .