ANDY HARPER (1971) / SON COMO REFLEJOS DE MI PROPIA COMPLEJIDAD

  • La sensación al contemplar estas obras es que son una baraúnda que esconden el tributo a unos entes que están camuflados dentro de ellas, pero, sin embargo, al momento siguiente nos deslumbran esos espacios repletos y cromáticos en la superficie con la densidad de unas formas que se valen por sí mismas.
  • El inglés HARPER es muy cuidadoso con la orquestación y sintonía del conjunto, impidiendo disociaciones y extravíos en una plástica cuya significación es un canto y alegoría de la propia maestría pictórica.
  • Sus revestimientos son múltiples, se fusionan y entrelazan sobre la base de sus propias identidades y recorridos, que se ajustan a una concepción que no elude ni lo clásico ni el barroco ni lo moderno, hasta culminar en un sincretismo de vivencias reveladas.
  • El azar repite siempre sus jugadas. Quien quiera burlar el azar sólo debe memorizar sus leyes. Son las más simples y rigurosas del universo.

(Augusto Roa Bastos)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .