JEAN MESSAGIER (1920-1999) / NO HAY EN MÍ NINGUNA IRA

  • Alguien se preguntó si podíamos suponer que el caos, el amorfismo o ilimitación originaria del ser, carecía de toda significación positiva.
  • En la obra del francés MESSAGIER esa significación vuela en trazos gruesos cromáticos, en impulsos de sinuosidad y viento, en arrastres y danzas que traspasan la vorágine ilimitadamente.
  • Y sin embargo superó esa dificultad para el artista de la que hablaba Herbert Read, consistente en detener la corriente en un momento significativo, momento en el que se le puede catalogar como imagen.
  • El arte es conciencia en busca de formas no conscientes de sí.

(Roa Bastos)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .