TADEUSZ BRZOZOWSKI (1918-1987) / NUNCA LLEGUÉ A VER SU FINAL

  • Se dice que la meditación sobre colores, líneas, materias, objetos, panoramas, formas, escenarios, procesos, ideas, se convierte para el artista en actividades cotidianas como lavarse, comer, hacer el amor, dormir, despertarse, etc.
  • A la vista de sus obras, seguramente que para el polaco BRZOZOWSKI se transformó en momentos y estados más densos y saturados, más introspectivos y concienzudos en la búsqueda plástica de respuestas a la frondosidad cromática de sus selvas emocionales.
  • Hay una fuerza y confabulación turbia en estas creaciones insondables cuyas significaciones son como simbiosis de la oscuridad eterna, de abismos enclaustrados a la espera de sus víctimas, de incautos que se dejen guiar por una visión intrigante tanto como airosa.
  • Salió del laberinto por levitación natural. Fue allí donde concibió su teoría de la duda metódica y su famoso apotegma cogito, ergo sum, fórmula hoy invertida en la más lógica: No soy, luego no pienso.

(Roa Bastos)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .