MANOLO FUSTER (1946-2012) / HE TENIDO TIEMPO PARA PINTAR LA HABANA

Vivencias Plásticas

MANOLO FUSTER, el artista valenciano, ha muerto sabiendo que su Habana, nuestra Habana, sigue viva, remendada, agrietada, rajada, arrugada, pero viva y con ansias de destino.
La contemplamos en su obra como algo que se siente, como algo que se ama y como algo que pregunta. Por el día es toda entrañas, en el ocaso aguas nocturnas batiendo El Malecón y pacientes lunas. La Habana es sangre de cenizas y cuerpos asomados y dictados, es duda, fuego y son.
El artista atrapa la poesía de tanto laberinto malherido y ante el espejo niega, no desea una visión complaciente. En cada uno de sus cuadros hay un sueño inquieto que no es realidad abandonada, es un diálogo con sus reflejos de señal perseguida y de dignidad perpetua.
En virtud de la luz pedida y transformada, se esparcen luces de risas y melancolías y luces apagadas que hacen de la oscuridad su…

Ver la entrada original 24 palabras más

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: