DORIAN AGÜERO (1989) / NO SE IMPACIENTEN

  • Con lo que ha dicho mi amigo, el crítico Ángel Alonso, sobre la obra del cubano AGÜERO en el último número de la revista ARTEPOLI debería bastar. Da la clave exacta y la percepción certera sin dejarse un átomo de leche por el camino.
  • En resumen, que reúne las tres condiciones básicas que exige André Masson para tener la fuerza de una poderosa obra imaginativa: intensidad del pensamiento preliminar; la viveza de la visión del mundo exterior y la necesidad de conocer los medios plásticos y pictóricos apropiados para el arte de nuestro tiempo.
  • Y además, nos implica, como espectadores activos, en la visión que atiza la conciencia del que no sabe extraer los valores plásticos e icónicos latentes, o simplemente se conforma con una apariencia extraña y sorprendente que le confina en una exterioridad superficial que ha dejado de explicarse para no tener que levantarse de ella.
  • Cundo escribe una historia el narrador se vuelve irreal. Sólo el relato es real.

(Roa Bastos)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .