OLGA SINCLAIR (1957) / TODA UNA PLÁSTICA LA LLEVO A CUESTAS

  • Decía nuestro querido amigo Gillo Dorfles que es un bien que las civilizaciones se mezclen y que ninguna barrera divida a los pueblos; y sobre todo que ninguna ley estética sea impuesta desde lo alto a la voluntad creativa del hombre.
  • En la obra de la panameña SINCLAIR queda registrada una herencia plástica desde la que ha partido para abordar su propia evolución, sin especular más que con las claves que dan sentido a la historia del arte, como son las visuales y las técnicas.
  • Y es que a pesar de todas sus referencias y concordancias, sus apropiaciones y sus aportaciones, la perspectiva ha de tomarse no desde un ideal general, sino que se ha de buscar el ideal individual de cada obra, tal como explicaba Schlegel. El cual, en este caso, es un espíritu cromático fuertemente inoculado en el soporte, en el que explosiona la carga visiva, las masas y formas tubulares, las tonalidades y texturas, el acopio de contrastes y densidades, hasta el logro final siempre inacabado porque ha de seguir su curso.
  • La esperanza sólo es un recuerdo de lo que se ha poseído alguna vez. No es fruto del porvenir sino de la memoria y los deseos. ¿Cómo, de no ser así, podríamos reconocerla si llegara a realizarse alguna vez?

(Roa Bastos)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: