JAVIER ARCE (1973) / UN COMPLOT DE ARRUGAS

Vivencias Plásticas

Despertaba el día y la lisura era un patrón de predominio en los callejones más angostos. Después, al transcurrir la mañana, la lucha eterna para salvar la sangre sumaba una arruga tras otra en la faz de Goya, en las paredes de Madrid, en las almas de los caídos.
El fulgor níveo quedaba tallado en cada pliegue. Y en medio de todos ellos aparecen sombras, las figuras más accesibles a la experiencia (Jung), las que encarnan una realidad, rostros desconocidos, cuya esencia permanece inalterable. Es la ofrenda goyesca en la configuración que el español ARCE hace de ella en un marco escenográfico en el que realiza la confluencia de la luz, la negrura, el sentido visionario, el perímetro acorralado, el paso del tiempo, la muerte y el sueño de la razón.
No es una propuesta de maquillaje, ni siquiera de especulación, sobre la magnitud de otra obra, sino la desembocadura…

Ver la entrada original 107 palabras más

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: