VÍCTOR TKACHENKO (1960) / ME BASO EN PLACER RUTILANTE

Vivencias Plásticas

  • Es cierto que la pintura bebe de muy distintas fuentes, tanto culturales como étnicas, tanto sociales como artísticas, porque los artistas no abandonan sus orígenes ni el bagaje visual e histórico que llevan a sus espaldas.

  • Es el caso del ucraniano TKACHENKO, el cual toma el color como su signo de referencia, y lo ha construido con la determinación de que sea inconfundible en el resultado de su trabajo y de su experiencia en cuanto al placer que su plasticidad le reporta.  

  • La forma simplemente acompaña pero no decide,  vertebra una figuración impregnada por un ethos cromático mágico que el lento y pausado imaginario del artista conforma, y con el cual se debate sobre medios y fines. 

El tesoro y el pecado nunca están bien enterrados.

Ver la entrada original

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: