JAVIER BARCO (1969) / LA PLACIDEZ ESTÁ DENTRO

  • Cuando la luz queda atrapada en la superficie, se abren innumerables ramales plásticos que sensualizan los elementos de la naturaleza hasta sentirlos desde el exterior caminando hacia un espíritu que sin saberlo los está buscando para inundarse de un paz interior y de un dominio físico del ser.
  • No cabe duda que el madrileño BARCO, como buen hacedor, está poseído del numen requerido para dar a luz esta génesis marina que nos invita a compartir una mirada que se cierne sobre ella en la búsqueda del interrogante infinito de la propia creación, de un cosmos que se materializa en una de sus múltiples manifestaciones.
  • El acierto en el proceso y culminación de la práctica artística en estas obras, por lo tanto, es lo que hace posible que ante ellas nos llegue una trasferencia sensorial y hasta epicúrea, que nos impele a ver hacia dentro en un ansia de articularlas en un imaginario que dé vivencia al rincón más oscuro.
  • Gran parte del tiempo se vive entre el no saber qué hacer y el querer saber cómo poder hacerlo.
  • (Roa Bastos)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: