MANUEL BOIX (1942) / NO BUSCARÉ MENOS DONDE HAY MÁS

  • Ya no hay o prácticamente son inexistentes los espacios silenciosos de los museos en los que la soledad y la pasividad de las mentes activas de los espectadores se enfrentan y dialogan con la soledad y la pasividad despierta de las obras de arte.
  • Silencio que en las realizaciones del valenciano BOIX se hace recalcitrante, pues son injertos de una historia del pasado que se introduce en el presente con el fin de que una vez por todas asimilemos las vivencias de un arte que tiene historia en cada incitación que nos haga para captar nuestra mirada.
  • Sus rostros son la decantación que ha emprendido su lucha con la memoria, que ha sido objetos de múltiples tratamientos, derivas y búsquedas plásticas, y que al final en su configuración ha depositado memoria, misterio y leyenda, marcando con ello el vigoroso significado de una personalidad estilística irrebatible.
  • Acaso la angustia, en el sentido de la agonía kierkegaardiana, no es más que la desesperación del individuo aislado en su egoísmo.

(Roa Bastos)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: