JOHANNES GRÜTZKE (1937-2017) / NUESTRA VIDA ES UN AMOR ENTRE CUCHILLOS

  • Decía Panofsky que es fácil encadenar y torturar a Prometeo, pero el fuego que su antorcha ha encendido nunca se extinguirá. Tal parece como si el alemán GRÜTZKE lo hubiese escuchado y le contestase a través de una pintura en la cual no hay lugar para la piedad y en la que el hombre está condenado a su propia indignidad.
  • Una superficie empastada con la misma violencia que vomitan sus imágenes, es la prueba de que el artista no ha dejado material religioso, social, histórico, político, cultural, sin su brutal contundencia, pero con una sabiduría plástica que nos hace sentirnos dentro de cada una de esas escenas.
  • Es cierto que podemos atenernos a su antecesores alemanes del expresionismo y la Nueva Objetividad, mas ello sin incidir en absoluto en atribuirle un mero continuismo sino el reconocimiento de una singularidad estilística que rompe delimitaciones y descalificaciones.
  • Si he sobrevivido ha sido al precio de innumerables derrotas, de terrores sin nombre, de abominables humillaciones, de capitulaciones nefandas. La victoria de la corrupción sobre la corrupción. ¿Puedo llamarla de otra manera?
  • (Roa Bastos)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: