LINCOLN TOWNLEY (1972) / ELLOS CREEN QUE SE SALVARÁN

Están hambrientos de ira, de toda la rabia del mundo y por el mundo, sus rostros ya no temen a la cólera, la necesitan y con ella se enciende su piel de trazos de colores encarnizados, de manchas, de turgencias, de saturaciones, de mensajes furibundos. El paroxismo cromático, tan magistralmente expresado, contiene la definición deSigue leyendo “LINCOLN TOWNLEY (1972) / ELLOS CREEN QUE SE SALVARÁN”

Tu voto:

SERWAN BARAN (1968) / PINTURA GRITA EN LA NOCHE DEL DOLOR

La imagen no puede ser callada ni el tiempo de duración imprecisa. Están aquí y ahora. No se irán porque la dimensión y el contexto de su plasmación perdurarán. Las obras del kurdo BARAN son visiones que convocan y se funden con la mirada perpleja y la epifanía no buscada. Son criaturas de un destinoSigue leyendo “SERWAN BARAN (1968) / PINTURA GRITA EN LA NOCHE DEL DOLOR”

Tu voto:

YANNICK ACKAH (1992) / ÍDOLOS ENTERRADOS

De la tierra del continente negro brotan las efigies y de sus cuerpos emergen los visibles signos, porque a la esencia le es esencial la apariencia (Hegel), sea cual su origen y destino. Por eso la pintura del marfileño ACKAH procede de una práctica artística que está constantemente girando en torno a diálogos plásticos queSigue leyendo “YANNICK ACKAH (1992) / ÍDOLOS ENTERRADOS”

Tu voto:

AMALIO GARCÍA DEL MORAL (1922-1995) / LOS LLEVO EN LA MEMORIA

La obra de AMALIO nos sitúa más allá de un espejo hasta sondear la realidad de un espacio irreal. No son imágenes de sombras pero parecen la hechura de ellas mismas con la certeza de su destino fatal. Es tal su sabiduría pictórica que se siente imperdonable de ser incapaz de dar más luz aSigue leyendo “AMALIO GARCÍA DEL MORAL (1922-1995) / LOS LLEVO EN LA MEMORIA”

Tu voto:

ELÍAS GARCÍA BENAVIDES (1937) / QUIERE LO QUE PINTAS PARA QUE SIEMPRE SEAS.

El leonés y residente en Oviedo GARCÍA BENAVIDES le imprime a sus paisajes emocionales tal intensidad cromática que segregan una visión que atrapa la mirada y la posee. Son como obras tatuadas en la piel de la tierra a la que pigmentan y marcan con texturas como si fuesen arrugas de una creación que seSigue leyendo “ELÍAS GARCÍA BENAVIDES (1937) / QUIERE LO QUE PINTAS PARA QUE SIEMPRE SEAS.”

Tu voto:

ANDRÉS LABAKÉ (1960) / AQUÍ HE LLEGADO

Las obras del argentino LABAKÉ se mueven entre honduras de espacios y planisferios -si así puede calificarse- que singularizan una plástica de tonalidades similares y reposadas. Se perciben como signos de una cosmovisión que aglutina un ideario, el cual concibe la superficie como significaciones creativas relativas a un cosmos sutilmente cartografiado y síntesis de unSigue leyendo “ANDRÉS LABAKÉ (1960) / AQUÍ HE LLEGADO”

Tu voto:

KATHERINE GILI (1948) / GENEALOGÍAS

La inglesa GILI ha dejado la puerta abierta para que los nocturnos fantasmas interiores y sus linajes entren y hagan compañía, no sólo a ella sino también a todos nosotros, que los vemos avanzar sin pedir permiso. Parecen alados, ligeros, sin vísceras, sin órganos, pero vivos con sólo extremidades. Caminan como dueños de un espacioSigue leyendo “KATHERINE GILI (1948) / GENEALOGÍAS”

Tu voto:

JORGE GODOY (1968) / ESTOS CIELOS NO SE PUDREN

Afirmaba Rosalin Krauss que la primera oleada de abstracción pura en el siglo XX se basaba en la presentación, planteada con la mayor seriedad, de hacer una obra que trataba sobre la Nada. Pues la del cubano GODOY cubre esa Nada con una liberación de la vivencia de la materia, de la ocupación de laSigue leyendo “JORGE GODOY (1968) / ESTOS CIELOS NO SE PUDREN”

Tu voto:

CARLA CAÑELLAS (1982) / LO INHÓSPITO DE ESTE MUNDO

La obra de cualquier artista requiere un enfoque que al mismo tiempo que la sitúa en un marco individual, la considere dentro de una dimensión histórica y conforme a una evolución creativa, equilibrando ambos aspectos en lo que tienen de mayor singularidad. La obra de la valenciana CAÑELLAS, con la que estuve charlando agradablemente enSigue leyendo “CARLA CAÑELLAS (1982) / LO INHÓSPITO DE ESTE MUNDO”

Tu voto:

JAVIER FÉLIX (1976) / ESTE ENCUENTRO DEL DIOS QUE YO DECÍA

Acercarse a JUSTMAD y encontrarse la obra del colombiano residente en España JAVIER FÉLIX es estar ante la creatividad de un enigma que se ha retratado con la encarnadura de un renacentista -su dibujo siempre consignando maravillas-. En él, se corresponde la expresión de Uscatescu, de que el arte tiene un objeto propio y peculiar.Sigue leyendo “JAVIER FÉLIX (1976) / ESTE ENCUENTRO DEL DIOS QUE YO DECÍA”

Tu voto: