RODEL TAPAYA (1980) / ¡NO SE VAYAN DE AQUÍ!

  • El poeta chileno Nicanor Parra, en uno de sus poemas, aludía al hombre imaginario que vivía en una mansión imaginaria rodeada de árboles imaginarios a la orilla de un río imaginario. También de unos muros que eran imaginarios, cuyas irreparables grietas imaginarias representaban hechos imaginarios ocurridos en mundos imaginarios y en lugares y tiempos imaginarios.
  • El filipino TAPAYA parece haberle tomado la palabra y sin más erige una visión plástica y alegórica que es vaticinio y presagio, muerte y renacimiento, y con la que verifica identidades cromáticas y luminosas, espacios fantásticos y míticos actuando ahora, en el presente, éxtasis que configuran un lenguaje que penetra y se hace magia.
  • Son obras que han comenzado una leyenda, una vez confabuladas con la tradición, y se han embebido de antiguas y legendarias creencias, continuando una fiesta que nunca se acaba porque de ella han nacido y forjado su cultura y modo de vida .
  • Ni sudor, ni lágrimas, ni orina
  • podrán llenar el hueco del corazón vacío.

(Joaquín Pasos)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: