SUSANNA COFFEY (1949) / HAY ROSTROS QUE NUNCA HAN QUERIDO SER

  • Cuando se cansa de ceder terreno en su propia contemplación sólo queda con el necesario por si el desconocido que detrás de esa piel lo reclama y se lo lleva , porque es muy duro cargar con rostros que no saben que hacer con su destino.
  • La americana COFFEY para no complacerse en sus autorretratos, incluido el cráneo final, obliga a la pintura a espesarse, a hacerse densa, a manchar, a envejecer con brillo, a ser implacable como lo es la conciencia de su finitud.
  • Pinceladas anchas, gruesas, capas que no median sino engrasan para favorecer la predicción en la mirada, tanto la sorprendida como la que está callada, ambas pensando que su cabeza ya es una calavera.
  • El Occidente es una gran pirámide
  • Que termina y empieza en un psiquiatra:
  • La pirámide está por derrumbarse.

(Nicanor Parra)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: