GUADALUPE MARAVILLA (1976) / ALTARES GENEALÓGICOS

  • El salvadoreño huyó y buscó refugio en Estados Unidos para, a pesar de su grave enfermedad, no dejar que sus altares y retablos quedase inacabados y sin intestinos. Por eso, desde que descorrió las cortinas hay una calma tensa y un silencio oscuro.
  • Su práctica artística y su concepción estética nacen de un imaginario que tiene que ver con su origen, con la enfermedad, con la pobreza, con la inmigración, con las creencias y las teogonías. Parecen la realidad de otro mundo, aunque es el nuestro en unas imágenes y un destino que ahora se han encendido.
  • En estas instalaciones, virtuosamente ensambladas a base de múltiples objetos y materias, casi todos con un significado ritual, se pone de manifiesto una fantasía de sentimiento y pesadumbre cincelada en la propia piel de una inhumanidad que añora ser el reverso de unos signos que tienen vocación milenaria.
  • Yo nada tengo que purgar.
  • (Juan Ramón Jiménez)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: