MARCEL POUGET (1923-1985) / YA ESTOY AL BORDE DEL BORDE

  • Al enfrentarme con el soporte veo dentro de mí mismo y al mismo tiempo del de todos, esa condición cenagosa que no para de crecer y rodearnos, monstruonizándonos y sometiéndonos a una brillante corrupción cromática que sea todo lo elocuente que se pueda regurgitar.
  • Han dicho que si un artista tiene el valor y la melancolía de verse a sí mismo y aquello -el horror- que puede ser su derivación, puede enviarse a un lugar temible y hermoso, pavoroso y rutilante, a un infierno de sombras y luces en los que habitan el conocimiento del arte y su constante renovación.
  • Así es como el franco-argelino POUGET tuvo esa valentía y audacia, esa insolencia e inclemencia, ese rugido de incandescencia, esa ciénaga sin trampa, sin otro sueño que acabar con el rencor y la rabia cumplidos.
  • Y también el silencio es una espalda.
  • (Pedro Salinas)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: