ANNA GHILARDI (1985) / NO DEJEN REPOSAR SU CABEZA

  • Las esculturas de la italiana GHILARDI confieren a su estructura una solidez veteada, hierática, ensimismada, de brillos y lustre, que yace como una recopilación plástica de lo que fue y va acumulándose durante toda su existencia.
  • La vista, para desempeñar la tarea de delimitar esa producción expuesta, debe acomodarse a las reglas de la percepción visual que indican cómo la forma y el color determinan lo que se ve.
  • Y su determinación, tanto en un registro como en otro, tanto en lo representativo como en lo abstracto, no deja de señalar un pensamiento vivo de una exploración de la materia que le da cuerpo y vigor a estas piezas.
  • Somos el rumor
    • de esa corriente
      • que corre sin parar
        • y reconstruye
          • lo que acaba de arrasar.
  • (Nazim Hikmet)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: