MANUEL HUERTAS TORREJÓN (1953) / TODAVÍA EL TIEMPO ESTÁ POR ACABAR

  • Nos dice Rudolf Arnheim que, perceptualmente, una obra de arte madura refleja un sentido de la forma altamente diferenciado, capaz de organizar los varios componentes de la imagen en un orden compositivo comprensible.
  • Para el cacereño HUERTAS la pintura ha de contar también con un aliento poético y plástico que retome la realidad como una totalidad que trascienda la visión rutinaria.
  • No hay fidelidad en sus obras sino reflexión acerca de la materia en relación a su estructuración como un pensamiento del ser que nos rodea creativamente, que nos engancha la mirada en el misterio de su enigma tal como el autor lo integra en un espacio delimitado, pero que encierra significados existenciales y temporales.
  • Los cantos de los hombres son más bellos que ellos,
    • más cargados de esperanza,
    • más tristes,
    • más duraderos.
  • (Nazim Hikmet)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: