SAYRE GÓMEZ (1982) / AL ACABAR YA NO SÉ SI ESTOY ADENTRO

  • El cuadro, señala Carl Einstein, es una contracción, una parada de los procesos psicológicos, una defensa contra la fugacidad del tiempo y, por tanto, un amparo ante la muerte. Se podría hablar de una concentración de sueños.
  • Así parece haberlo entendido el americano GÓMEZ, que con su aérografo como instrumento, inflama la pasión de tentarnos a tomar su obra y llevárnosla, porque quisiéramos que esa conmoción plástica mantuviese su materialización en el refugio permanente de nuestra mirada.
  • En ese firmamento vertical se suceden espesuras y frondosidades que dejan espacios abiertos, tonalidades que destellan a lo largo de un recorrido de acción y lírica, de sentimiento y visión extasiados, de unas confluencias que están pidiendo no tener fronteras.

Quiero enterrar mis cantares,

quiero enterrar mis ensueños;

y un ataúd voy buscando

donde quepan todos ellos.

(Heine)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: