MARIO TORAL (1934) / NO DEJAN DE REALIZARSE

  • En la obra del chileno TORAL hay aspectos lúdicos, sensuales, voluptuosos, que forman en el espacio una geometría receptiva de una dimensión cromática que es toda una pasión por sí misma.
  • Se atisban cuerpos esbozados que nadan y fluctúan en ese cielo de tonalidades volátiles que enmarcan un hemisferio desconocido y remoto al que solamente vemos discurrir ante una mirada desvalida.
  • Constituye un ejemplo de esa maestría pictórica encaminada a lo esencial desde el primer momento, hechizada desde que empieza a brotar y en la que es tal su energía que le cuesta concluir.
  • Luego todo es paz y silencio.

  • (Jesús Ferrero)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: