DANIEL ESCOLANO CÁRCEL (1954) / PLUMAS VELOCES

  • En el alicantino ESCOLANO el aprendizaje ha sido serio, indagado, nunca satisfecho y jamás tentado de simulación. Por eso su obra rebasa y rebosa de poéticas espaciales, de culminaciones líricas.
  • Desde una figuración mágica y fantástica ha ido procesando y esencializando coordenadas, depurando gamas cromáticas, dinamizando nimbos, haciendo flotantes sus metamorfosis y giros en un éter voluble.
  • Las formas vienen de otras correspondientes a una disposición visual concreta para llegar una indeterminación plástica que juega con otro modo de ser basado en una existencia alada, liberada, alegre y pletórica. Acaba siendo aire y cometa.
  • En este aire de lumbres se acumulan quimeras.

(Carlos Edmundo de Ory)

JOSÉ EDUARDO DUARTE MONTILLA (1928-2017) / AL FINAL EXPERIMENTÉ MIS METAMORFOSIS

  • El cordobés DUARTE perteneció al emblemático Equipo 57 y al conocido Estampa Popular, catalogando su obra en uno y otro confín plástico, pero sin perder de vista su agudo sentido pictórico.
  • Respecto a su última fase hay que apreciar el sentido poético de un realidad figurativa que nace de sus vivencias como contemporáneo de unas formas de vida y sociales que le inspiran su quehacer, ya sea como un creador, ya sea como espectador también.
  • Así fue como cubrió e hizo visible la atmósfera de una época en una sociedad que se veía aletargada y cobijada en su paciencia, de la que él tomaba sabiamente su hálito vital.
  • Muchas veces relincho cuando huelo
  • la naranja podrida del abismo
  • y ejercito mi olfato respirando
  • muchas veces.

(Carlos Edmundo de Ory)

JOSÉ LUIS DE DIOS (1943-2010) / NUNCA SABRÉ SI LO HE CONCLUIDO

  • Decía Norman Bryson que la visión se retrata bajo dos aspectos: uno vigilante, dominante, espiritual, y el otro subversivo, aventurero, desordenado. Dos aspectos, añado, que, aunque no siempre, deberían estar equilibrados.
  • La obra que nos dejó el gallego DE DIOS se mueve entre distintos registros pero en una sola dirección, la que no pierde vista una realidad figurativa en constante movimiento, en pulsiones que ahondan en la plástica de una humanidad que no sabe existir sin ellas.
  • El vigor de su pintura reside en ese sentido expresionista que a cada pieza le imprime su acorde calidad cromática y un dibujo que no necesita precisar para definir la afinación de las formas.
  • Quien se sienta a la orilla de las cosas
  • resplandece de cosas sin orillas.

(Ida Vitale)

JOSÉ DÍAZ (1981) / FINAL DE LLUVIA

  • Dice Rosa Martínez que el arte es un combate -yo prefiero el término “concierto”- de orden simbólico y los creadores más relevantes son aquellos que abren nuevas perspectivas para la transformación lingüística, social e ideológica.
  • La pintura del madrileño DÍAZ parece querer volatilizarse cuando lo que suscita es una lluvia con muchas o pocas nubes y capas casi monocromáticas, que se expanden y se comprimen, que confieren signos y atributos, significados de dimensiones imprecisas.
  • Es una abstracción cuyo lenguaje otorga a la superficie un estallido de luz y sombras, de movimientos , de indicios, vestigios y memorias, de señales de una cosmovisión que está teniendo lugar en el momento y lugar que el artista ha decidido su creación.
  • Pero seguimos esperando. Con fe
  • no exenta de cinismo esperamos
  • el día de mañana
  • para contradecir al de hoy.
  • A su golpe vacío.

(Carlos Martínez Rivas)

ALBERTO DATAS PANERO (1935-2007) / SIEMPRE ESTABAN ASOMADOS A LA VENTANA

  • Escribía Claude Lèvi-Stauss que las conductas individuales nunca son simbólicas por sí mismas, son únicamente los elementos a partir de los cuales se construye un sistema simbólico que puede ser colectivo.
  • El gallego DATAS, de cara a la realización de su obra en sus diferentes evoluciones y registros, armó su propio sistema simbólico a base de su extracción de los recursos plásticos y visuales que le proporcionaba su intenso laboratorio imaginario.
  • Las formas y signos se asientan y se diseminan por toda la superficie, se enfunden en capas y destellos cromáticos que señalizan su presencia con el fin de culminar un logro conceptual y semántico cuya significación forme parte de nuestra sensibilidad y entendimiento, lo mismo que ha sido parte de los suyos.
  • Morir lejos.
  • No aquí.
  • Morir donde nadie nos espere,
  • donde haya lugar para morir.

(Roberto Juarroz)

AARÓN ZAPATA RASH / PIELES GEOLÓGICAS

  • El hispano-mexicano ZAPATA presenta una nueva serie telúrica en la que según se va iniciado la producción del significante lo hace asimismo la del significado. El lugar es el mismo: una superficie que está inextricablemente fusionada en su condición geológica.
  • En estas a modo de vistas aéreas los trazados candentes y geométricos están adentro y afuera de la huella humana, pero solamente se hace visible por el artista de manera unilateral y misteriosa a través de su mediación plástica.
  • Así son estas nuevas obras, en las que el calcinamiento de lo terrestre emite ondas cromáticas y sonoras, resonancias que propagan un grito de pasión, amor y odio, un pathos de fuerzas ardientes, agrietadas, resquebrajadas y texturizadas entre unas zanjas negras diagonales que las atraviesan para cegarlas.
  • Al entender su hacer como una manifestación que se alimenta incluso de lo cósmico y que tiene en su visión en la más sublime concatenación de toponimias simbólicas, prueba de nuevo que lo matérico sigue en una fase de irradiación y aprehensión física y metafísica de lo creado.
  • Pero en la espera había otros materiales
  • y hemos forjado nuevas puertas y ventanas,
  • y rostros y palabras y silencios,
  • armando poco a poco un mundo diferente,
  • por encima o por debajo
  • o tal vez al costado del otro.

(Roberto Juarroz)

JOSÉ LUIS CORELLA GARCÍA (1959) / NUNCA VOLVERÁN A SU PROPIO SER

  • La belleza será verdad sólo en tanto en cuanto seamos capaces de definirla en términos generosos que abracen el sufrimiento y la muerte. El valenciano CORELLA la define como si fuese más allá de la vida pero sin dejarla en la muerte.
  • La magnitud de sus retratos únicamente tiene que excavar en la piel para que la densidad humana alcance no solamente su máxima expresión sino un relato de existencias al borde de sí mismas.
  • Su toque mágico es poesía que se agranda en la mirada y que nos deja en el trance de una razón plástica que nos depara un encuentro por en medio del tiempo, al que atraviesa con el meticuloso hacer de un creador con un poder sublime.
  • Morir lejos.
  • No aquí,
  • donde la soledad descansa a ratos
  • como si fuera un animal tendido,
  • olvidando su espuela de locura.

(Roberto Juarroz)

MARIO GÓMEZ CALVO (1959) /TIEMPOS DESOLADOS

  • Decía Coleridge que la imaginación tiene el poder de modificar y la fantasía la de agregar. El aragonés GÓMEZ CALVO es fiel a esta apreciación y a mucho más, pues su obra profundiza en la indagación sobre la naturaleza plástica de lo humano y su drama en la oscuridad.
  • Hay una perfecta planificación en su quehacer, no ignorando las metamorfosis evocativas que han presidido e influido en su trayectoria, que ilumina paradójicamente las sombras que presiden la existencia, y que descarga en toda su plenitud los valores de una historia y del signo que la acompaña. Como revela Chateaubriand, parece plasmado con la clarividencia del que lo percibe desde el fondo de un atáud.
  • Es una obra compacta cuya visión fundamental nos conduce al reconocimiento, al movimiento, al desplazamiento de la mirada por las imágenes, a la transformación que se opera en su encuentro con el receptor, a esa idea ritual entre lo sacro y lo material, entre lo espiritual y lo semántico.
  • Me atrevería a señalar que desde el soporte se desprenden voces de delirio, secretos inconfesables e insondables, locuras que ya no se ocultan y se expresan libremente a fin de que la perturbación causada alimente nuestras propias demencias.
  • Morir, pero lejos.
  • No aquí,
  • donde todo es una aviesa
  • conspiración de la vida,
  • hasta las otras muertes.

(Roberto Juarroz)

ART MADRID’21 / íTEM MÁS

  • En esta edición ART MADRID’21 no nos depara muchas novedades pero tampoco muchas desilusiones, ni tampoco muchas preguntas sin respuesta. En este tiempo la verdad no se puede proponer dos veces y en el arte con una nos llega.
  • Nos reencontramos con muchos autores que sabemos quienes son y que siguen haciendo del espacio otros espacios, otros territorios, en los que sus creaciones continúan siendo signos hasta hoy mantenidos ocultos y en silencio.
  • Al salir a la luz en este periodo abarcan innumerables enfoques, concepciones, dominios, planteamientos, perspectivas, etc., que llenan la mirada de vida y dejan atrás la muerte anunciada. En los momentos en que estas obras nos rodean nos ofrecen ahora casi todas ellas su experiencia con el fin de que activamente constituyan nuestro medio de percibirlas y sentirlas como parte de la luz de nuestra realidad y esperanza.
  • Obras de Cristina Gamón, Fernando Suárez, Gustavo Díaz Sosa, José Naranjo, Gorka García y Samuel Salcedo.
  • La lista de artistas es numerosa y la idiosincrasia de sus lenguajes también, motivo por el cual se requiere la presencia de unos destinatarios que estén dispuestos a recibir tal oportunidad con una certidumbre invulnerable.
  • Lastimé a una mariposa
  • durante un sueño.
  • Y no sé ahora cómo hacer
  • para no soñarla de nuevo.

(Roberto Juarroz)

VÍCTOR CEPRIÁN (1946) / ASCUAS DE LUZ

  • Cuando estamos ante una obra del andaluz CEPRIÁN constatamos que cada artista trabaja con hipótesis visuales cada vez más complejas, con numerosos y distintos materiales y pone en marcha estructuras que inventa una y otra vez.
  • Al final de todo ese proceso surge la obra en toda su autonomía e identidad, en toda su significación, la cual establece los signos de comunicación y de su filiación plástica.
  • Este artista, en sus resultados concretos, atiende a una formulación, cromática y texturizada, que resuelve dimensión e imaginación, ejecución y versatilidad, visión y abstracción hasta horizontes en que las órbitas circulan por todos los espacios y se instalan en todos los ámbitos.
  • Porque todo era inútil he cambiado de dueño,
  • a la puerta del sueño, dama de claridad.

(Alfonso Costrafreda)

A %d blogueros les gusta esto: