ANTONIO VIDAL (1928-2013) / LOS TOCO PARA RESUCITARLOS

  • El valor más alto -así lo señalan- y más liberador en el arte es la transparencia. Esta última supone experimentar la luminosidad del objeto en sí, de las cosas tal como son. El arte no se refiere a algo: es algo.
  • Para el cubano VIDAL esa transparencia significó traspasar su sentido plástico y telúrico a una superficie que estaba a propósito para hacer brotar en ella una abstracción que la culminase.
  • Su quehacer fue laborioso, estableciendo rutas, direcciones, rasgos, excavando y raspando, manipulando, impregnando con un cromatismo rico en texturas y conmociones, en referencia a una materia viva que al final convoca al espíritu de la memoria.
  • Y nos encerraría en hundidos recintos
  • y en sórdidos trabajos
  • que nos irían reduciendo a sombra
  • y rutina la vida.
  • (Justo Jorge Padrón)

Publicado por Goyo

Escritor de arte, coleccionista.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: